Si por algo es conocida esta época del año a parte de por los villancicos, luces y adornos, bloquespublicitariosquenuncaacaban de juguetes y cogorzas de campeonato; es por las tan esperadas, y no por ello menos problemáticas, Cenas de Navidad.

Pues bien, no sé vosotros, pero yo no he acabado aún de cumplir con todos los compromisos, y con tanto regalo, cañas, copas y demás, veo muuuuy difícil llegar al 2011 con algo más que no sean números rojos en la cuenta y un empacho tremendo. Por ello, os propongo una forma de darle la vuelta a estas cenas: pasad de restaurantes abarrotados, de llamar con un mes de antelación para reservar cuando aún no has conseguido ponerte de acuerdo con tus amigos ni para la fecha, de gastarte mucha pasta en menús cerrados que no puedes casi ni elegir…

Invita a tus amigos a casa, haced un pequeño bote destinado a la comida (10 € dan para bastante, incluyendo ingredientes de categoría acordes a las fechas), y que cada uno aporte algo de beber como siempre se ha hecho. Hoy os sugiero que cambiéis la típica cena por un picoteo navideño, y aquí os dejo un par de ideas para que hagáis de los clásicos entrantes de la Navidad, unas recetas originales y bajo mi punto de vista (y de mis allegados), ¡riquísimas!


Ingredientes (para 4 personas)

Brochetas de langostinos

4 langostinos cocidos por persona
1 cuña de queso manchego semicurado (podéis usar algún otro que tengáis en casa, emmental o gouda por ejemplo)
½ melón galia (de los pequeñitos)
Varillas de madera (las podéis encontrar en los chinos por menos de 1€ y tendréis para muchas ocasiones)

Pintxos de Jamón sorpresa

2 lonchas de jamón ibérico por persona
1 cuña de queso brie
Mermelada de frambuesa

Preparación

Brocheta de Langostinos

Pelad los langostinos dejando la parte final de la cola para que sea más fácil cogerlos luego y no toquetear tanto la comida. Reservadlos.

Corta la cuña de queso en cuadraditos (medianamente grandes, como los típicos de queso feta), triángulos o como queráis y haced lo mismo.

Para presentar el melón, nos serviremos de un utensilio que no sé que nombre recibe, pero es el típico para hacer bolitas. Sacaremos tantas bolitas, como langostinos necesitemos.

Alternad los ingredientes en la brocheta al gusto. Mi consejo: 2 piezas de cada cosa por brocheta, utilizando sólo el extremo de la misma, de manera que ganará en presentación.  Por otro lado, podéis acompañarlas con un poco de salsa de soja, ¡estupenda para los langostinos!

Pintxos de Jamón sorpresa

Cortad el queso Brie en tacos anchos y largos. Rodeadlos con la loncha de Jamón ibérico, haciendo un rollito pero dejando un poco de espacio, no demasiado ajustado. Añadid un poco de mermelada de frambuesa en los extremos, de manera que no se vea el queso y colocadlo verticalmente sobre una rebanadita de pan (tostado o no, eso es cosa vuestra).

Resultado

Una manera ligera de disfrutar de los must-eat en las mesas navideñas de una forma original, mezclando ingredientes de todos los grupos alimentarios, y contrastando sabores y culturas. ¡No defraudaréis a vuestros invitados!

De todas formas, estas ideas no son para nada estacionales, podéis encontrar los ingredientes en cualquier época del año. Por ejemplo, las brochetas en verano bien fresquitas, ¡son una delicia!

Tiempo: 5-8 minutos
Dificultad: 1/5
Digestión: 2/5
Precio: 5€ por persona

Te puede interesar
6 de 6