¿Quiénes somos? Cocinillas vídeos Explora Envíanos tu receta Redeslibre.com Contacta con Cocinillas.es
Get it on Google Play

Hace pocos días nos contaba nuestro compañero Romu sobre los tipos de cerveza. Hoy vamos a ver que es posible, y no muy difícil, hacer cerveza en casa, siguiendo métodos más o menos tradicionales. Como dice la Ley Alemana de Pureza (Reinheitsgebot) es sólo agua, malta de cebada, y lúpulo. Bueno, y levadura, que no se conocía en 1516 y sin la cual no se puede hacer cerveza.

Aviso a navegantes. La cerveza no se hace en un rato libre, ni se improvisa, ni es apta para gente con prisas o impaciente, y requiere una pequeña inversión en equipo (no mucho).

Existen varias formas de hacer cerveza en casa. En general se pueden dividir en “sólo extracto”, “extracto con grano” y “sólo grano”. Os voy a hablar del método “extracto con grano” que es sencillo (más fácil que “sólo grano”) pero mucho más flexible a la hora de crear la receta que el “sólo extracto”. En particular vamos a hacer una “Blond Ale”.

Ingredientes (para 18 litros embotellados)

  • 20 litros de agua mineral
  • 3 kilos de extracto de malta “rubio” (sirope o en polvo)
  • 250 gramos de Malta Cara-Pils (Maltodextrina)
  • 35 gramos de lúpulo Hallertauer Hersbrucker (3.2% AA)
  • 50 gramos de lúpulo Styrian Goldings (5.5% AA)
  • 1 sobrecito (11 gramos) de levadura Safale S-04 o similar
  • 70 gramos de azúcar blanco (para el carbonatado en botella)

La receta está subida a The Beer Recipator aquí.

Procedimiento para hacer cerveza en casa

El proceso a grandes rasgos, para hacer un lote estándar de cerveza casera de 20 litros es:

  • Cocemos agua (unos 3 litros) en una cacerola grande (la mía es de 12 litros de capacidad) junto con el “grano” (en este caso 250 gr. de Cara-Pils) para hacer una “infusión”. Cocemos durante media hora.
  • Añadimos unos 3 kilos de extracto de malta (puede ser en polvo o en forma de sirope).
  • Añadimos las cantidades de lúpulo deseadas, para darle sabor amargo y aroma. Si se echa al principio de la cocción, dan amargor. Si se echan al final dan sabor y aroma. El truco está en echar las cantidades justas de las variedades deseadas (hay docenas de típos de lúpulo) en los tiempos adecuados. En este caso he chado 35 gr. de Hallertauer y 30 gr. de Styrian al principio. Y 20 gr. de Styrian  al final, justo antes de quitarlo del fuego.
  • Pasados entre 60 minutos de cocción, se aparta del fuego, y se enfría lo más rápido posible (desde un baño “maría” en hielo a usar enfriadores de cobre).
  • Cuando la temperatura ha bajado a unos 40ºC, se traspasa de la cacerola a un cubo de 20 litros que tenga tapa y válvula para gas.
  • Se añade la levadura (puede ser de fermentación baja o “ale”, o de fermentación alta o “lager”) y se remueve vigorosamente para que se airee. Es recomendable “reactivar” la levadura echándola media hora antes en un vaso con agua esterilizada (antes la hervimos) a unos 35 o 40ºC.
  • Se toma una muestra para medir la densidad, y se pone la tapa con la válvula.
  • A las pocas horas (entre 12 y 24 horas) empezará a burbujear la válvula. Pasados 3 o 4 días (a veces más, a veces menos) dejará de burbujear.
  • Dependiendo del tipo de cerveza puede ser necesario pasarla a un cubo secundario (se hace para que siga fermentando sin todo el “barro” que se forma al fondo) y se deja un par de semanas más.
  • Una vez finalizada la fermentación secundaria, se añade azúcar (entre 50 y 150 gr. para los 20 litros) y se embotella en botellas de cristal con tapón “de gaseosa” o con chapa.
  • El azúcar sirve para que la levadura que queda “viva” siga fermentando y genere dióxido de carbono, para que la cerveza tenga su característica espuma.
  • Pasadas unas pocas semanas más, la cerveza estará lista para beber.

¿Quieres intentarlo?

¿Parece complicado? Un poco sí lo es. Necesitaremos densímetro, termómetro, dos cubos especiales con válvula de gas, “calcetines” para meter el grano y hervirlo, botellas de cristal, chapas nuevas, y aparato para colocarlas, etc. Hay tiendas en internet que te venden el kit completo para hacer cerveza casera con todo lo necesario, como puede ser  Micromalta, o Casecoart. Hay que tener en cuenta que estos kits incluyen un pack de ingredientes para hacer una cerveza sencilla “sólo extracto” (sin la fase de hacer una infusión con el grano inicial).

Lo mejor es comprar un kit de cerveza de estos, con un pack incluido de ingredientes, y hacerlo tal como explican las instrucciones. Lo siguiente sería hacerse con el libro “How to brew” de John Palmer, y empezar a experimentar con diferentes recetas. Si no queréis comprar el libro, en su web tiene el capítulo “Brewing your first beer with malt extract” que lo explica todo de forma sencilla y amena: cómo calcular el carbonatado, cómo estimar el contenido alcohólico, etc.

Algunos consejos para hacer cerveza en casa:

  • Se paciente. El problema es tener que esperar de 6 a 12 semanas (¡o hasta 6 meses para algunos tipos!) para poder probarla. Y si ha salido mal, tienes 20 litros que beberte. Así que más vale ponerle cuidado y ¡que salga bien a la primera!
  • Sigue alguna receta primero, luego experimenta. Hay muchos foros y websites sobre el tema, con base de datos de recetas.
  • Lo más importante: todo lo que toque la cerveza tiene que estar esterilizado como para una operación a corazón abierto (cucharas de remover, cubos de fermentación, válvulas, botellas, chapas, termómetros, etc.) Si no, te arriesgas a que alguna “infección oportunista” le haga la competencia a la levadura, y se estropee la cerveza. Aun así, teniendo cuidado extremo, varias botellas saldrán “estropeadas”.

Tiempo: 3 h. cocción + 20 días fermentación + 2 h. embotellado + 15 días carbonatación y maduración
Dificultad: 4/5
Precio equipo: por unos 50-60€ se puede tener un kit decente
Precio ingredientes: dependiendo de la receta, unos 25-30€ para 20 litros de cerveza

Lo divertido es cuando empiezas a inventarte recetas. O a intentar copiar otros estilos y cervezas comerciales. Yo hasta ahora he hecho una cerveza de trigo tipo bávaro, una “trippel” de abadía belga (alta en alcohol y con toques de cáscara de naranja), y algunas bitters inglesas.

NOTA: El procedimiento descrito está simplificado. Cada paso tiene sus trucos, detalles y cosas a tener en cuenta. Lo mejor es hacerse con un buen libro, o preguntar aquí.

NOTA 2: La última foto, con la cerveza ya hecha y servida en copa, es del último lote elaborado (una de trigo). El resto de las fotos son de este fin de semana, y hasta dentro de varias semanas no estará lista.

NOTA 3: Para los más geeks, aquí podéis ver un diagrama explicativo con el proceso de creación de cerveza.


Bebidas Chef Cocinillas Dificultad Digestión Especiales Estrella Ligerito Recetas Con más tiempo Tiempo
Like us on foursquare

Búsqueda

Que Recetas