¿Quiénes somos? Cocinillas vídeos Explora Envíanos tu receta Redeslibre.com Contacta con Cocinillas.es
Get it on Google Play

La semana pasada fui invitado por McDonald’s a su fábrica de Toledo en España para visitarla y ver cómo se hacen las hamburguesas que luego se venden en los restaurantes McDonald’s. Esta visita entra dentro del programa testigos de calidad, una iniciativa que empezó la popular cadena norteamericana de comida rápida en España para empezar un lavado de imagen, debido a los rumores que todos hemos oído sobre la procedencia de sus carnes. Cualquiera puede acceder a este programa de testigos de calidad, en los restaurantes tenéis solicitudes por si os queréis apuntar y visitar por vuestra cuenta la fábrica.

El proceso que terminará con una hamburguesa servida en un restaurante McDonald’s comienza en las granjas de vacuno. Todas la carne que termina como hamburguesa en McDonald’s en España, Portugal y Androrra proviene de España, casi el 50% de Galicia y prácticamente el 80% de la costa norte de España. Es decir, que toda la carne que se usa de vacuno es de procedencia nacional, no se usa importada de otros países, pero aunque así se hiciese tiene que cumplir siempre los mismos criterios de calidad.

La empresa que se encarga de producir las hamburguesas para McDonald’s es O.S.I., y lleva trabajando como productora de McDonald’s desde el mismo día en el que esta cadena empezó a funcionar en EEUU hace ya más de 50 años. Con la expansión del restaurante por el mundo se produjo también la expansión de O.S.I., y siguen siendo sus productores a escala mundial, y por lo tanto también en España. Aquí se encargan de suministrar hamburguesas a los aproximádamente 600 restaurantes que hay entre España, Portugal y Andorra, y todo lo producen en su planta de Toledo, la que visitamos en Cocinillas.

O.S.I. recibe la carne de las diferentes granjas de vacuno de todo España despiezadas y deshuesadas, así que allí no se encargan de este proceso, la carne llega ya preparada. El primer proceso en la fábrica después de la recepción es la de pasar los controles de calidad, donde no sólo se hacen controles microbacteriológicos exhaustivos, sino que también se comprueba por una persona si en la carne quedan trazas de huesos o tendones. Toda la carne tiene que pasar los controles de calidad antes de comenzar el proceso en la fábrica de Toledo.

Una pregunta que muchos se hacen: ¿Qué partes de la vaca usa McDonald’s para sus hamburguesas? Pues no hay ningún secreto aquí, nos cuentan abiertamente que la falda y delantero de la vaca, dos piezas de calidad. En O.S.I. reciben cuatro piezas realmente, delantero y falda, fresco y congelado. Juegan con la relación de estas cuatro piezas que formarán la carne picada para conseguir la mezcla que necesitan en cuanto a consistencia y temperatura. Como no usan ningún tipo de conservante es la temperatura el factor clave aquí, así que esa es la razón de que usen también carne congelada y no sólo fresca.

Una vez la carne pasa los controles de calidad pasa a las picadoras, donde como ya hemos comentado, en las correctas proporciones, forma la carne picada.

Esta carne picada se lleva a unas máquinas enormes que le dan forma y crea los filetes de hamburguesa.

A continuación atraviesan una cinta de varios metros de longitud, la pieza más larga de la fábrica, y se les somete a un proceso de ultracongelado usando nitrógeno líquido. Esto se hace como proceso de conservación y para facilitar la distribución y posterior método de cocinado.

Los filetes de hamburguesa ultracongelados se llevan al embalado, donde son marcados, correctamente etiquetados y preparados para su distribución, un punto importantísimo para el proceso de trazabilidad a que dan muchísima importancia, ya que permitirán localizar cualquier problema. Si por ejemplo una hamburguesa en restaurante está defectuosa no sólo permiten rastrearla de vuelta a la fábrica, sino que se puede saber de qué granja y animal venía.

Por último se almacenan en una cámara enorme a 22ºC bajo cero donde pudimos entrar y os aseguro que no queréis pasar más de 1 minuto. En esta cámara se usan sistemas de FIFO (firs in first out), es decir, que nunca salen hamburguesas a distribución de producción posterior a unas que ya había en almacén. Vamos, que lo primero que entra al almacén es lo primero que sale a distribución.

En O.S.I. fabrican en torno a los dos millones de hamburguesas diarias, que sumadas a las de pollo que también ellos fabrican y teniendo en cuenta que algunos platos como el Big Mac usan dos filetes nos dan en torno al millón y pico de hamburguesas consumidas diariamente entre los 600 restaurantes de España, Portugal y Andorra. Y ahora ya sabes que sus hamburguesas se hacen con 100% carne de vacuno nacional proveniente de la falda y el delantero, sin añadir ningún tipo de sal, harina, pan rallado, conservante o colorante. El filete es sólo y exclusivamente vacuno, otra cosa son los extras que se le echan en restaurante como la sal y la salsa. Por cierto, ¿sabías que puedes pedir tu hamburguesa sin sal en cualquier restaurante de McDonald’s? Están obligados a servírtela así.

Ya sabes cómo se hacen las hamburguesas del McDonald’s. No es ningún secreto ni hay nada misterioso ni oscuro oculto detrás, ¿cambia tu opinión ahora? ¿Cómo era antes? ¿O sigues pensando que hay algo oculto? Cuéntanos tu opinión y lo que piensas sobre las hamburguesas de McDonald’s.

Especiales Estrella Reportajes
Like us on foursquare

Búsqueda

Que Recetas