¿Quiénes somos? Cocinillas vídeos Explora Envíanos tu receta Redeslibre.com Contacta con Cocinillas.es
Get it on Google Play

Llegan unas fechas muy especiales en las que comer se convierte en un deporte de riesgo para todos. Hay muchas recetas típicas en Navidades, y una de ellas para muchos es el cochinillo. Para mi lo es, y para mis amigos que año tras año lo devoran también. Hoy vamos a aprender a asar un cochinillo al horno, en casa, en el que tenemos casi todos. Lo normal sería pensar que es una receta difícil, y que ponerse a asar un cochinillo es complicado, pero nada más lejos de la realidad. Lleva trabajo y hay que tener algo de paciencia, pero vais a ver como no es nada difícil.

Ah, y perdón por no poner una foto decente de presentación, pero como os digo, si me pongo a hacer una foto al cochinillo con mis amigos esperando para comerlo se me tiran al cuello.

cochinillo, cochinillo asado, horno, cochinillo tradicional, cochinillo al horno

No te quedes sin echarle un vistazo a nuestra receta fácil de cordero asado al horno, está buenísima y verás que es algo mucho más fácil de lo que te podrías imaginar.

Ingredientes

Un cochinillo de unos 3Kg

Aceite, sal gorda, ajo y alguna hierba (laurel, tomillo, perejil, estragón…)

Preparación

El primer y más importante paso para hacer un cochinillo es elegirlo. Aquí suele estar el mayor fallo, porque por ahorrar algo de dinero compramos cochinillos más grandes, que ya son casi cerdos, no cochinillos, y el sabor cambia completamente. El cochinillo tiene que pesar unos 4Kg entero. Hasta 5Kg nos puede valer, pero cuanto más pequeño, mejor.

Podemos comprarlo en la carnicería y pedirle que nos lo prepare para asar, de modo que nos lo cortará por la parte inferior para que se pueda abrir en dos, y nos lo limpiará por dentro. La otra opción es comprarlo en supermercados que lo venden ya preparado, esto lo dejo a tu elección, siempre y cuando respetes lo del peso. Además, el peso es importante también porque si es demasiado grande no te cabrá en el horno.

Ahora viene el segundo truco, meterlo en el horno. Lo ideal y perfecto es tener una bandeja que nos permite meter al menos un dedo de agua, y apañárnoslas para que el cochinillo se quede encima pero sin tocar el fondo de la bandeja, de modo que cuando la llenemos de líquido no esté en contacto con este. A mi en este último que hice se me torció y un pequeño trozo quedó sumergido. Esa parte quedó fatal, así que hay que tener mucho cuidado de ello.

Hay diferentes formas de suspender el cochinillo además de mediante levitación. Una manera es con los troncos del laurel, aunque no todos tenemos acceso a ellos, de modo que podemos usar una rejilla metálica o cualquier par de maderos para ayudarnos a ello. Esta parte es la más complicada y requiere algo de maña.

En un bol hacemos una mezcla de ajo, aceite, tomillo y perejil para reservarlo

Precalentamos el horno a 150ºC y mientras tantos untamos el cochinillo con la mezcla que hemos preparado sólo por dentro, no por la parte de la piel (error que cometí esta última vez, por probar). Después salamos el cochinillo con sal gorda por dentro y fuera, colocamos en la bandeja con la piel hacia arriba, la llenamos con un dedo de agua (importantísimo) y lo que nos sobre de la mezcla de aceite y metemos al horno.

Vamos con los tiempos de horneado. Básicamente estará entre 1 hora y media en el horno a 140ºC, primero 45 minutos con la piel hacia abajo y después 45 minutos con la piel hacia arriba (depende del peso del cochinillo, el momento de darle la vuelta es cuando la carne0 tenga un color blanco intenso, pero casi siempre ronda los 45 minutos que pongo de referencia). Durante los 45 minutos no habrá que preocuparse de nada, pero el resto hay que estar regando constantemente el cochinillo con el jugo de la bandeja para humedecerlo, más o menos cada 10-20 minutos. Una vez esté casi hecho y tenga buena pinta (pero no excelente, que es cuando está dorado) subimos la temperatura a 190ºC para tostarlo durante unos 20 minutos. Aquí hay que vigilar mucho para que no se queme y en ningún caso usar el grill.

Ahora podemos sacar el cochinillo del horno y si todo ha salido bien estará tan tierno por dentro y crujiente por fuera que podemos cortarlo con un plato. Aquí me tenéis a mi llevando a cabo esta tradición:

Espero que os guste la receta y disfrutéis de este excelente plato. Si os gustan los asados no os perdáis la receta de cordero fácil asado al horno o la del jarrete de ternera, algo más laboriosa, pero espectacular.

Tiempo: 2 horas y media

Dificultad: 2/5

Digestión: 5/5

Precio: El kilo de cochinillo sale en torno a los 8-10€

Apañao Carne Española Estrella Receta Recetas Con más tiempo
Like us on foursquare

Búsqueda

Que Recetas