Preparación: 1 h  Dificultad: media  Unidades: 10  Coste: barato


Ahora que ya se empieza a notar el frío y que lo de encender un ratito el horno hasta me lo vais a agradecer, vengo a tentaros con una receta de esas a las que es imposible resistirse.

Estos whoopie pies son unos pastelitos que estuvieron bastante de moda hace algunos años, pero por alguna razón que desconozco su fama fue efímera y no fueron capaces de hacer frente a la dictadura del cupcake. La verdad es que no entiendo por qué, pues concretamente estos whoopie pies de chocolate rellenos de crema de nubes de vainilla, que ya veis la pinta que tienen, son algo así como una Oreo gigante y esponjosamente abizcochada. Vamos, que algo así te lo debería recetar el médico para cuando tienes un mal día.


Ingredientes


  • Azúcar, 200 g
  • Yogur natural, 1 (125 g)
  • Huevo L, 1
  • Mantequilla derretida, 75 g
  • Leche entera, 30 ml
  • Esencia de vainilla, 1 cucharadita
  • Harina floja, 180 g
  • Cacao puro en polvo sin azúcar, 100 g
  • Bicarbonato, 1/2 cucharadita
  • Impulsor químico, 1/2 cucharadita

Para el relleno de crema de nubes de vainilla:

  • 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 175 g de azúcar glass
  • 125 g de Marshmallow Fluff de vainilla (*)

(*) El Marshmallow Fluff es una crema de nubes para untar que se puede conseguir en supermercados de productos americanos o en la zona de productos internacionales de algunos hipermercados.


Preparación de los Whoopie pies de chocolate


1: Preparar la masa

  1. Mezclamos la leche con el yogur y la esencia de vainilla utilizando una cuchara. Dejamos reposar 10 minutos.
  2. En un bol limpio, batimos muy bien el huevo con el azúcar utilizando una batidora de varillas eléctrica hasta que la mezcla comience a blanquear.
  3. Añadimos la mezcla de yogur y la incorporamos con suavidad.
  4. Echamos poco a poco la mantequilla derretida y mezclamos a velocidad media.
  5. Mezclamos la harina con el bicarbonato, el impulsor y el cacao en polvo. Tamizamos la mezcla de harina sobre la mezcla líquida en dos o tres tandas, mezclando bien pero sin demasiada potencia, entre tanda y tanda para que no queden grumos.
  6. Dejamos reposar la masa en la nevera durante unos 30 minutos.
  7. Ponemos la mantequilla derretida y lo mezclamos a velocidad media.

2: Hornear

  1. Precalentamos el horno a 170ºC y forramos dos bandejas con papel de horno. Ponemos 8 o 10 cucharadas de masa en cada bandeja -se hace rápido con una cuchara de las de servir helado-. Conviene dejar espacio entre cada bizcochito porque crecerán en el horno.
  2. Horneamos de 12 a 15 minutos -hasta que veamos que la parte de arriba se empieza a agrietar y se cocido el interior tal como veis en la foto.
  3. Cuando estén listas las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

3: Preparar la crema de nubes

  1. En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar glass a velocidad baja hasta que blanquee la mezcla.
  2. Añadimos el marshmallow fluff y seguimos batiendo a medida que aumentamos la velocidad.
  3. La pasamos a una manga pastelera con boquilla lisa si queremos que el resultado quede más fino, y dejamos reposar en la nevera durante media hora.

4: Montar los Whoppie pies

  1. Es lo más sencillo, con ayuda de la manga pastelera repartimos la crema de nubes sobra la parte plana de uno de los bizcochitos y tapamos con otro bizcochito.

Resultado


Aunque es un poco más entretenida que las recetas que os hemos traído últimamente, tampoco es que sea difícil de preparar. Y si os ponéis el domingo por la tarde al lío, imaginad la felicidad de vuestros compañeros de curro si el lunes aparecéis por la oficina con unos cuantos de estos para desayunar.

Imagen | Marta

Te puede interesar
3 de 17